-10%

Betadine Jabonoso 40 mg/ml Solución Cutánea 125 mL

6,41

Jabón antiséptico que se utiliza para el lavado antiséptico de piel y manos con pequeñas heridas, cortes superficiales o rozaduras.

Solución cutánea.

Uso cutáneo.

Añadir a lista de deseos
Añadir a lista de deseos
SKU: 875765 Categorías: ,

Descripción

Prospecto: información para el usuario

Betadine jabonoso 40 mg/ml solución cutánea

Povidona iodada

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar este medicamento, porque contiene
información importante para usted.
Siga exactamente las instrucciones de administración del medicamento contenidas en este prospecto o las
indicadas por su médico, farmacéutico o enfermero.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si necesita consejo o más información, consulte a su farmacéutico.
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero, incluso si se
    trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.
  • Debe consultar a un médico si empeora o si no mejora.

Contenido del prospecto

1. Qué es Betadine jabonoso y para qué se utiliza.
2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Betadine jabonoso.
3. Cómo usar Betadine jabonoso.
4. Posibles efectos adversos.
5. Conservación de Betadine jabonoso.
6. Contenido del envase e información adicional.

1. Qué es Betadine jabonoso y para qué se utiliza

La povidona iodada, principio activo de este medicamento, es un antiséptico (que destruye los gérmenes
que producen infecciones) que contiene iodo.

Betadine está indicado como jabón antiséptico que se utiliza para el lavado antiséptico de piel y manos
con pequeñas heridas, cortes superficiales o rozaduras.

2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Betadine jabonoso

No use Betadine jabonoso

  • Si es alérgico a la povidona iodada o a alguno de los demás componentes de este medicamento
    (incluidos en la sección 6).
  • Si tiene hipertiroidismo u otras enfermedades agudas del tiroides.
  • En recién nacidos de 0 a 1 mes.

Advertencias y precauciones
Consulte a su médico, farmacéutico o enfermero antes de empezar a usar Betadine jabonoso.
Uso externo. No ingerir. Evite el contacto con ojos, oídos y otras mucosas. Consulte a su médico si
persisten o se agravan los síntomas.

Si se utiliza en preparación antes de una operación, evitar la acumulación debajo del paciente. Puede
producir irritación y raramente reacciones graves en la piel. Pueden darse quemaduras químicas en la
piel por la acumulación. En ese caso, suspenda su uso. No calentar antes de aplicarlo.

Los pacientes con bocio, nódulos en tiroides, u otras enfermedades del tiroides no agudas, tienen riesgo
de padecer hipertiroidismo con la administración de cantidades elevadas de iodo. En estos pacientes, no
se debe aplicar durante periodos prolongados de tiempo y en áreas extensas de piel a menos que esté estrictamente indicado. Incluso al final del tratamiento se debe estar atento a síntomas tempranos de un
posible hipertiroidismo y, si es necesario, se debe controlar la función tiroidea.

No se debe utilizar antes o después de una cintigrafía de iodo radiactivo o del tratamiento de un
carcinoma de tiroides con iodo radiactivo.

Deberán realizarse pruebas de la función tiroidea en caso de utilización prolongada.

Niños

Los niños recién nacidos y niños pequeños tienen mayor riesgo de padecer hipotiroidismo. Si se utiliza
en niños es importante controlar el tiroides.

No se recomienda el uso de Betadine jabonoso en recién nacidos (de 0 a 1 mes).

Uso de Betadine jabonoso con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que
utilizar cualquier otro medicamento.

No utilizar con derivados mercuriales, con plata, con peróxido de hidrógeno o con taurolidina
(antisépticos).

Se debe evitar el uso continuado en pacientes que se encuentren en terapia simultánea con litio
(utilizado en psiquiatría).

Cuando se utiliza a la vez o después de antisépticos con octenidina, puede aparecer decoloración oscura
transitoria de las áreas involucradas.

Interacción con pruebas diagnósticas: el uso de povidona iodada puede dar lugar a errores en pruebas
con tolvidina o guayacol, para determinar hemoglobina o glucosa en heces u orina. También puede
interferir con pruebas de tiroides y los tratamientos con iodo radioactivo.

Avise al médico cuando tenga que hacerse algún tipo de prueba diagnóstica.

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de
quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

Utilizar solo si está estrictamente indicado, su uso debe mantenerse en el mínimo absoluto. Evite su uso
continuado.

Su uso podría producir hipotiroidismo transitorio en fetos y recién nacidos. Puede ser necesario el
control del tiroides en niños.

3. Cómo usar Betadine jabonoso

Siga exactamente las instrucciones de administración del medicamento contenidas en este prospecto o
las indicadas por su médico, farmacéutico o enfermero. En caso de duda, pregunte a su médico,
farmacéutico o enfermero.

Uso cutáneo. Utilizar de 2 a 3 veces al día (o más a menudo, según necesidad), una pequeña cantidad
de producto frotando de 2-5 minutos hasta obtener espuma. Aclarar con abundante agua o con gasa
estéril empapada en agua.

Si usa más Betadine jabonoso del que debe

En caso de que se aplique una cantidad excesiva de producto y se produzca irritación de la piel, hay que
lavar la zona lesionada con abundante agua, suspenda el tratamiento y, si la irritación continúa, acuda al
médico.

Los síntomas podrían ser dolores abdominales, anuria (supresión o disminución de orina), problemas
circulatorios, respiratorios y metabólicos. El exceso de iodo puede producir bocio, hipotiroidismo e
hipertiroidismo.

En caso de ingestión accidental acudir a un centro médico o llamar al Servicio de Información
Toxicológica, tfno.: 91 562 04 20, indicando el producto y la cantidad ingerida.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, farmacéutico o
enfermero.

4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no
todas las personas los sufran.

En los raros casos en los que se produzca irritación de la piel o alergia, suspender el tratamiento y lavar
la zona afectada con agua.

Los efectos adversos raros (pueden afectar entre 1 y 10 de cada 10.000 personas) son hipersensibilidad y
dermatitis de contacto que se manifiesta con piel roja, ampollas pequeñas y picor.

De forma muy rara (pueden afectar a menos de 1 de cada 10.000 personas) se han observado, reacciones
anafilácticas (reacción alérgica grave), hipertiroidismo con taquicardia y agitación, y angioedema
(hinchazón producida por alergia).

Otros efectos adversos de frecuencia no conocida, han sido hipotiroidismo, desequilibrio electrolítico,
acidosis metabólica, insuficiencia renal aguda, osmolaridad anormal de la sangre, dermatitis exfoliativa,
piel seca y quemadura química en la piel.

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso
no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero, incluso
si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos
directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso Humano (https:
www.notificaram.es). Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a
proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

5. Conservación de Betadine jabonoso

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No requiere condiciones especiales de conservación.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de
CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los
medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su
farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma,
ayudará a proteger el medio ambiente.

6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Betadine jabonoso

El principio activo es povidona iodada. Cada ml de solución contiene 40 mg de povidona iodada.

Los demás componentes (excipientes) son: nonilfenol éter sulfato amónico, laurato de dietanolamida,
hidróxido de sodio (E 524) y agua purificada.

Aspecto del producto y contenido del envase

Solución de color marrón.

Se presenta en envases de 1 frasco de polietileno de alta densidad con tapón negro y reductor que
contiene 125 ml ó 500 ml de solución.

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

Titular de la autorización de comercialización
Meda Pharma, S.L.
C/ General Aranaz, 86
28027 Madrid
España

Responsable de la fabricación
MEDA Manufacturing, Burdeos (Francia)
Av. Pdt. J. F. Kennedy. BP 100
Merignac – Cedex
F-33700
Francia

Pueden solicitar más información respecto a este medicamento dirigiéndose al representante local
del titular de la autorización de comercialización:

Mylan Pharmaceuticals, S.L.
C/ Plom, 2-4, 5ª planta
08038 – Barcelona
España

Fecha de la última revisión de este prospecto: Julio 2017

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página Web de la
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.es/

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Betadine Jabonoso 40 mg/ml Solución Cutánea 125 mL”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *